Por: Enrique Peña Nieto

La democracia mexicana vive tiempos de diálogo, colaboración y acuerdo, entre las principales fuerzas políticas del país y también entre los órdenes de gobierno.

Esta mañana, en la Residencia Oficial de Los Pinos, tuve el honor de reunirme con los mandatarios de las 32 entidades federativas, a quienes señalé que uno de los principales retos inmediatos es activar el crecimiento económico del país.

Por ello, junto con la Reforma Hacendaria, propuse un Programa de Aceleración del Crecimiento Económico mediante el cual el Gobierno de la República privilegiará el gasto en programas y proyectos estatales.

Vamos a canalizar mayores recursos a sus entidades, hasta por 13 mil MDP, a fin de reactivar los motores económicos del país.

Hice un llamado respetuoso a los señores Gobernadores para que aprovechen estos recursos en sus entidades, y los apliquen con la máxima celeridad. No se trata de ver quién hace más, sino de que, juntos, hagamos más por México.

Las 32 entidades del país cuentan con el absoluto respaldo del Gobierno de la República. El Programa de Aceleración y la Reforma Hacendaria, en su conjunto, son medidas responsables que responden a la actual coyuntura económica, y que permitirán elevar la calidad de vida de las familias de México.