Por Enrique Peña Nieto

El día de hoy, en Palacio Nacional, se promulgaron las leyes secundarias de la Reforma Energética, finalizando así, su fase legislativa. Con este cambio de fondo, movemos a México... Se aprovechan mejor sus recursos energéticos y se acelera su crecimiento.

En los próximos años, habrá más gas para generar electricidad a menor costo; con ello, gradualmente disminuirán los precios de la luz y el gas que hoy pagan los hogares y negocios del país.

Esto permitirá que el gasto de las familias mexicanas rinda más y que las empresas, especialmente las micro, pequeñas y medianas, puedan crecer y generar más empleos de calidad.

La Reforma Energética también es importante para los miles de jóvenes que están decidiendo qué estudiar, ya que las ingenierías y otras carreras relacionadas con este sector tendrán una gran demanda.

Por estos motivos, reconozco el trabajo de los legisladores federales, con el que se logró aprobar una de las transformaciones más importantes en las últimas 5 décadas.

Con la aprobación de la Reforma Energética, culmina el trabajo legislativo del importante ciclo reformador que iniciamos el segundo día de esta administración.

Aquel dos de diciembre de 2012, las principales fuerzas políticas y el Gobierno de la República firmamos el Pacto por México, para impulsar juntos, una amplia agenda de reformas.

Gracias a ese acuerdo nacional, fue posible concretar, en tan sólo veinte meses, las reformas transformadoras que México necesitaba.

Se trata de un gran logro de la democracia mexicana. Son reformas estructurales, que permitirán liberar al país, de las ataduras que le han impedido desarrollarse a mayor velocidad.

Lo que sigue en este proceso, es poner las reformas en acción; llevarlas de la Ley a la práctica. Lograr que los cambios a la Constitución y a las leyes, se traduzcan en beneficios reales para todos.

Poner las reformas en acción, es mejorar la calidad de la educación que reciben nuestros niños y jóvenes. Es atraer más inversiones y generar empleos mejor pagados; es aumentar el número de créditos para iniciar o ampliar un negocio.

Poner las reformas en acción, es asegurar que los servicios de telefonía, televisión e internet sean de mayor calidad y estén al alcance de más mexicanos. Es desarrollar grandes obras en las 32 entidades del país, incluyendo puertos, aeropuertos, carreteras y trenes de pasajeros entre ciudades.

Poner las reformas en acción, es mejorar la calidad de vida de los mexicanos… es construir juntos, un Nuevo México.

El éxito de las reformas, exige la participación de todos, de sociedad y gobierno. En nuestras manos está, hacer realidad ese Nuevo México. Un país que ofrezca a todos sus habitantes, por igual, las herramientas y oportunidades necesarias, para prosperar y escribir una nueva historia de éxito.

Para conocer mejor cada una de las reformas, a partir de este momento pueden consultar la página de Internet reformas.gob.mx. En ella encontrarán información clara y transparente, para que ustedes mismos conozcan y evalúen los beneficios que traerán las reformas.