Por: Enrique Peña Nieto

La fuerza de la naturaleza puede ser devastadora, pero es más fuerte nuestra voluntad para sobreponernos a la adversidad. Juntos, vamos a salir de esta coyuntura con más fortaleza, con mejor infraestructura y más segura.

Este día continué supervisando personalmente el apoyo del Gobierno de la República en comunidades que quedaron incomunicadas por la creciente de la laguna y los arroyos.

Seguimos trabajando para superar la situación de emergencia en todo Guerrero. De manera simbólica, comenzaremos con el puente vehicular en Coyuca, que se colapsó por las fuertes lluvias del ciclón “Manuel”.

Aunque todavía no concluye la temporada de lluvias y ciclones tropicales 2013, es indispensable iniciar la etapa de reconstrucción en las zonas más dañadas por “Ingrid” y “Manuel”.

Con claridad de propósitos y sumando esfuerzos, pondremos nuevos cimientos a lo que la naturaleza destruyó. México está de pie y muy pronto regresará a la normalidad.