Fuente: SEMARNAT

Muchos de los residuos sólidos urbanos se pueden volver a aprovechar. Al hacerlo, los residuos dejan de ser basura y se consideran materiales que pueden reintegrarse a los procesos productivos. En promedio, poco menos de la mitad de los residuos que generamos son inorgánicos y de éstos, cerca del 40% pueden ser reciclados.

El manejo integral de residuos incluye actividades de:

  • Reducción en la generación
  • Separación
  • Reutilización
  • Reciclaje
  • Co-procesamiento
  • Transporte
  • Disposición final adecuada

Desafortunadamente, el volumen de residuos que son reciclados aún es muy bajo. De acuerdo con el diagnóstico más reciente publicado por el INECC , del total de residuos que generamos cada día, solo se recicla poco más de 9%.

Si recicláramos todos los residuos que pueden reciclarse, no se enviarían a rellenos sanitarios, ni se tirarían en nuestras calles, parques y paisajes, residuos suficientes para llenar 60 veces la Pirámide del Sol. El reciclaje inicia con la separación y todos podemos y debemos separar nuestros residuos.