• Revisa las condiciones de tu vivienda. Si ésta resultó afectada de manera importante, informa y trasládate a un refugio temporal.
  • Extrema medidas de higiene en agua y alimentos.
  • Colabora ordenadamente en las labores de limpieza en tu entorno.
  • Mantén desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarte de que no hay fugas, ni peligro de corto circuito.
  • Solicita ayuda al grupo de auxilio o autoridades más cercanas, en caso de necesitarlo.
  • Desaloja el agua estancada para evitar plagas de mosquitos.

Continúa aplicando medidas de protección:

  • Asegúrate de que estén secos los contactos antes de instalar aparatos eléctricos.
  • No entres a tu vivienda si es que ésta se localiza en la zona afectada, solamente puedes regresar hasta que las
  • autoridades lo permitan.
  • Evita tocar o pisar cables de energía, vidrios o materiales peligrosos.
  • Reporta a las autoridades los cables de energía y los postes de luz que pongan en peligro a la población.
  • Evita atravesar ríos, vados y arroyos.
  • Limpia las sustancias inflamables, tóxicas y medicinas que se hayan derramado.

Permanece atento a la información oficial:

  • No hagas caso a los rumores.
  • Utiliza el teléfono sólo para emergencias.

Atiende las instrucciones de las autoridades:

  • Evita caminar por las zonas afectadas, así como de edificaciones, árboles, postes, etc., en peligro de caer.
  • Si vives en laderas, pendientes o montañas, cuídate de los deslaves.

Continúa con medidas de higiene en agua y alimentos:

  • Bebe agua embotellada o hervida.
  • Consume alimentos enlatados.