Por Enrique Peña Nieto

Actualmente, más de 28 millones de trabajadores no cuentan con el amparo del marco legal o con seguridad social. La informalidad afecta al trabajador y su familia.

La informalidad nos afecta a todos como sociedad: vulnera los derechos de las personas y limita el verdadero potencial económico de México.

Para revertir esta situación y construir el México Próspero e Incluyente que todos queremos, en Palacio Nacional, hoy suscribimos el Programa para la Formalización del Empleo 2013, con el objetivo de crear más empleos formales y más productivos.

Con el compromiso y participación de las autoridades y sectores productivos vamos a mover a México hacia mayores condiciones de bienestar para todos los trabajadores y sus familias.