El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, presentó a la Cámara de Diputados una iniciativa para crear una Nueva Ley Federal de Competencia Económica, cuyos principales elementos son los siguientes:

PRIMERO. Se garantiza el mandato constitucional de separar a la autoridad investigadora de la autoridad que resuelve.

Se prevé, en consecuencia, la creación de un órgano con autonomía técnica y de gestión, facultado para desahogar las investigaciones de la Comisión.

SEGUNDO. Se amplía el catálogo de conductas anticompetitivas.

La iniciativa define las conductas anticompetitivas y precisa la prohibición de los monopolios, prácticas monopólicas, concentraciones ilícitas y barreras que disminuyen, dañan o impiden la libre competencia.

TERCERO. Mayor eficiencia y agilidad procesal.

De acuerdo al texto constitucional, se establecen procesos más cortos, al limitar el número de recursos que podrán interponerse, ya que en la práctica se han utilizado para dilatar procedimientos.

Con esta iniciativa de Ley Secundaria, se busca incrementar la Competencia Económica y, a partir de ello, tener un mayor crecimiento económico, que genere más y mejores empleos.