En vacaciones aumenta el número de accidentes en el hogar y las principales víctimas son los niños. Los accidentes más frecuentes en menores de 14 años son por quemaduras y 75% de estas, son por líquidos o vapor.

La Secretaría de Salud del Gobierno de la República nos recomienda seguir los siguientes consejos para prevenir accidentes en el hogar.

  1. Vigilar que los niños no trepen en árboles o bardas. Quitar escaleras, bancos y cualquier estructura que les sirva para escalar y caer.
  2. Tapar muy bien pozos, aljibes, pilas, tinas o recipientes de agua donde puedan caer los niños y ahogarse.
  3. En el agua, los niños deben utilizar siempre sistemas de flotación y estar vigilados por un adulto, aún en bañeras.
  4. No perder de vista a nuestros niños, cuidándolos de quemaduras, atropellamientos, ahogamientos, caídas, envenenamientos o extravíos.
  5. No dejar que los niños se acerquen a la estufa, plancha, calefactores u otros objetos calientes.
  6. No permitir que los niños jueguen con cerillos, encendedores, velas, cohetes y juegos artificiales.

Después de un accidente todo es diferente, por eso debemos tomar precauciones. ¡Felices vacaciones!