El Presidente Enrique Peña Nieto participó en la Sesión de la Cumbre de Líderes del G20, sobre los dos retos globales de nuestro tiempo: el terrorismo y la crisis de los refugiados; ahí condenó enérgicamente los atroces atentados terroristas registrados el pasado viernes en la ciudad de París, Francia, así como los ocurridos recientemente en Líbano y Turquía.

Los mandatarios participantes en el G20 reafirmaron que el terrorismo no puede ni debe ser asociado con religión, nacionalidad, civilización o grupo étnico alguno.

En relación con la crisis de refugiados, el Presidente mencionó que a México le preocupa y le ocupa la situación humanitaria en Medio Oriente; de conformidad con la tradición diplomática de nuestro país, hemos participado de manera activa en la atención de los refugiados sirios, y en 2014, se hicieron aportaciones económicas, a través de organismos internacionales, para apoyar a refugiados sirios en Jordania, Líbano y Turquía.

El Presidente Peña Nieto anunció que México planea hacer otra contribución monetaria, esta vez mediante el Programa Mundial de Alimentos de la ONU.