El Presidente Enrique Peña Nieto entregó el Premio Nacional de Derechos Humanos 2015.

En esta ocasión, las galardonadas fueron Consuelo Morales Elizondo, directora de la organización Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos y la Mención Honorífica a Sandra Jiménez Loza, por su trabajo en defensa de los derechos de niñas, niños, adolescentes y de las personas con discapacidad.

Su labor nos inspira y compromete a todos.

Por ello, el Gobierno de la República suma sus esfuerzos a los de la sociedad civil para hacer de México una sociedad de derechos.

Por ello, a partir de reformas y políticas públicas se ha ampliado el reconocimiento de derechos fundamentales dentro del orden constitucional y al mismo tiempo se han fortalecido las capacidades institucionales para asegurar su ejercicio.

Ahora contamos con innovadores instrumentos jurídicos para proteger derechos de víctimas y facilitar la reparación del daño y mejorar el acceso a la justicia que ratifican el compromiso indeclinable del Gobierno de la República en favor de los derechos fundamentales.