Los objetivos de la Política de Hidrocarburos son:

  • Lograr tasas de restitución de reservas probadas de petróleo y gas, superiores al 100%. Ello significa que el incremento de la producción estaría acompañado del descubrimiento de igual o mayor volumen de reservas.
  • Incrementar la producción de petróleo, de 2.5 millones de barriles diarios actualmente, a 3 millones en 2018, así como a 3.5 millones o más, hacia 2025.
  • En el caso de gas natural, la producción aumentaría de 5 mil 700 millones de pies cúbicos diarios, que se producen actualmente, a 8 mil millones en 2018; así como a 10 mil 400 millones en 2025.