Por Enrique Peña Nieto 

Como Presidente de la República, ha sido un gusto realizar mi primera gira de trabajo de 2013, visitando el hermoso estado de Veracruz.

Un día como hoy, hace 98 años, don Venustiano Carranza promulgó la Ley Agraria de nuestro país. Con ello, se cumplió el mayor reclamo del movimiento zapatista y se sentó un precedente clave para el Artículo 27 constitucional.

Una de las grandes lecciones de la Ley Agraria, es que la tierra es un elemento que nos une, identifica e integra a los mexicanos.

Por la extensión de nuestro territorio, somos el décimo cuarto país más grande del mundo y contamos con vastos recursos hídricos, forestales y mineros.  Tenemos que aprovechar al máximo estas grandes ventajas de desarrollo frente a otras naciones del mundo.

En el Gobierno de la República reconocemos el valor estratégico de nuestro territorio. Tenemos que hacer de nuestra tierra, la base de la planeación social y económica de México para el presente y los años por venir.

Por eso, la reactivación del campo es una de mis mayores prioridades. Con los pies plantados sobre la tierra y la mirada puesta en un mejor horizonte, vamos juntos a transformar al campo y, con ello, vamos a mover a México.

NUEVA SECRETARÍA DE DESARROLLO AGRARIO, TERRITORIAL Y URBANO
5 OBJETIVOS PARA REACTIVAR EL CAMPO