Durante su participación en el Foro Económico Mundial para América Latina 2014, el Presidente Enrique Peña Nieto señaló que México es un país en transformación: gracias a un ambiente de diálogo y acuerdos, y a la responsabilidad de los legisladores, se aprobaron Reformas Estructurales que habían sido pospuestas por años.

El conjunto de las Reformas Transformadoras, se complementa y fortalece entre sí, para revertir el insuficiente crecimiento económico que tuvo México en las últimas 3 décadas (2.4% anual) y para liberar el potencial del país.

Para elevar la competitividad de la economía:

  • Laboral: aprobada durante la transición, que flexibiliza el mercado de trabajo y facilita el acceso de mujeres y jóvenes a un empleo.
  • Competencia económica: que elimina barreras de entrada y prácticas monopólicas; a favor de mayor calidad y mejores precios, para los consumidores y empresarios del país.
  • Telecomunicaciones: para modernizar este sector estratégico, permitiendo nuevos actores, mayor competencia entre ellos y políticas públicas en favor de la inclusión digital.
  • Financiera: que elevará el crédito y lo hará más barato, en especial para las MIPYMES; además, dará un renovado impulso a la Banca de Desarrollo nacional.
  • Hacendaria: que ampliará la capacidad financiera del Estado, para así cumplir sus obligaciones en materia de educación, infraestructura o ciencia y tecnología, así como para financiar la seguridad social.
  • Energética: es la reforma económica más trascendente de los últimos 50 años, ya que moderniza el marco constitucional para abrir el sector energético a la inversión, a la tecnología y a la competencia; permitiendo que el país cuente con más energía a menores costos, detonando el crecimiento y los empleos.

Para fortalecer el régimen institucional:

  • Reforma Político-Electoral: permitirá pasar de la transición a la consolidación democrática, con mecanismos como la reelección legislativa y los gobiernos de coalición.
  • En materia de transparencia: para incrementar la rendición de cuentas, en todos los órdenes de gobierno.
  • En materia penal, ahora se cuenta con un Código Nacional de Procedimientos Penales, que brinda certeza jurídica en todo el país.

Para ampliar los derechos sociales:

  • Educativa: busca hacer realidad el derecho a la educación de calidad, a partir de la evaluación y profesionalización docente, la autonomía de gestión, así como una mayor inversión en la materia.
  • En proceso:
    • Pensión universal: para que todos los mexicanos mayores de 65 años reciban un ingreso básico mensual (aprobado en Cámara de Diputados y pendiente en Cámara de Senadores).
    • Seguro de desempleo: para los trabajadores formales que pierdan su empleo, lo que incentivará la formalidad de la economía y un mejor aprovechamiento de nuestro capital humano (aprobado en Cámara de Diputados y pendiente en Cámara de Senadores).