La Visita de Estado a México del Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, ratifica los vínculos de amistad, cooperación, confianza y respeto, entre dos naciones con culturas y tradiciones milenarias que se reconocen como amigas y aliadas.

Como lo demuestra la Declaración Conjunta que hoy firmamos, hemos desahogado temas que llevaban de 6 a 10 años negociándose entre China y México. Es un gran día para nuestros pueblos.

Entre otros acuerdos, convenimos elevar el nivel de nuestra Asociación Estratégica, vigente desde 2003, a una Asociación Estratégica Integral.

En materia económica, coincidimos en la importancia de equilibrar nuestra relación comercial y de inversiones. Agradezco el apoyo del Presidente Xi Jinping para fortalecer la presencia de productos mexicanos en su nación. Por ejemplo, autoridades de ambos países trabajarán para que a la brevedad se permita el acceso de todas las categorías de Tequila a China.

Ambos mandatarios estamos de acuerdo en la importancia de una solución a los asuntos relativos a la industria textil y del vestido, por lo que instruimos a nuestros equipos para llegar a un pacto que beneficie a ambas partes. Igualmente, concertamos realizar esfuerzos conjuntos para aumentar el flujo de turistas, incluyendo una mejor conectividad aérea.

China y México cuentan hoy con una hoja de ruta compartida, para avanzar hacia un mejor futuro para ambos pueblos. Deseo al Presidente Xi Jinping  y a su señora esposa, Peng Liyuan, una feliz estancia en México, y les pido que transmitan a su pueblo el más afectuoso saludo de los mexicanos.