Por Enrique Peña Nieto


Londres, Inglaterra.

Hoy tuve la oportunidad de almorzar con los líderes del G8, integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia. Agradezco al Primer Ministro británico, David Cameron, por su distinguida invitación.

Saludé también a los líderes de los países invitados: Etiopía, Liberia, Libia y Senegal, así como a la Presidenta de la Comisión de la Unión Africana y a los dirigentes del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional, de la OCDE y al Director del Centro de Estudios de Economías Africanas de la Universidad de Oxford.

El tema del que hablamos fue de gran relevancia: “Diálogo sobre Impuestos, Comercio y Transparencia”. Al respecto, señalé que México está en favor de impuestos más justos y eficientes, por lo que impulsaremos este mismo año una Reforma hacendaria.

Asimismo, expuse que todo Gobierno Democrático está obligado a ser transparente y abierto de cara a los ciudadanos y a mostrar claramente cómo y en qué se gasta el dinero de los impuestos. Precisamente, una de las primeras acciones que he impulsado, ha sido una iniciativa de reforma constitucional en materia de transparencia.

Por último, hablé sobre el modelo económico del Gobierno mexicano, de libre mercado y con amplio sentido social. Reiteré el compromiso de que México seguirá siendo una economía abierta, promotora del comercio mundial y garante de las inversiones nacionales y extranjeras.

Los líderes del G8 coincidieron en que éste es un buen momento para México y expresaron su interés por fortalecer vínculos. Continuaremos ampliando nuestra presencia en los foros internacionales, porque estamos decididos a aportar en la definición de la agenda global.