Por: Enrique Peña Nieto

Como resultado de la implementación firme y decidida de políticas coordinada por el Grupo de los Veinte (G20), la economía mundial evitó caer en una profunda y larga depresión. Sin embargo, aún falta por hacer un trabajo sustancial antes de que podamos alcanzar un crecimiento fuerte y sostenido, así como la creación de empleos de calidad para ésta y las futuras generaciones.

La agenda propuesta por Turquía, como actual presidente del G20, está enfocada en incrementar la inversión real como elemento clave para promover el crecimiento, la inclusión y la infraestructura. En este sentido, nuestros países han desarrollado estrategias innovadoras para fortalecer le ambiente de inversiones, aumentar la eficiencia de la infraestructura y fomentar el acceso a financiamiento para las pequeñas y medianas empresas.

La estrategia de inversiones de México busca aprovechar los numerosos beneficios creados por las reformas aprobadas en 2013 y 2014. Estas transformaciones estructurales promueven la competitividad, la productividad y el crecimiento incluyente. Éstas están impulsando a México hacia su verdadero potencial económico y reforzando sus sólidos cimientos económicos. Además, he enviado al Congreso una iniciativa para crear tres Zonas Económicas Especiales en el sur del país. Esta medida atraerá inversiones por medio de incentivos como la ventanilla única, la capacitación y la certificación laboral, así como regímenes aduaneros especiales.

Por ello, me gustaría expresar mi agradecimiento a la Presidencia de Turquía por haber invitado a México a participar como co-presidente del Grupo de Trabajo para la Inversión y la Infraestructura del G20 (IIWG  por sus siglas en inglés). Este grupo ha promovido estrategias de inversión específicas por país, que nos ayudarán a mejorar la eficiencia en el gasto del capital por parte del sector público. En este sentido, el objetivo del Plan Nacional de Infraestructura de México busca incrementar la cobertura y calidad de la infraestructura. Esto incluye más de 700 proyectos, que serán desarrollados en los próximos años y se estima una inversión de más de $500 miles de millones de dólares.

La inclusión es un objetivo prioritario de México. La creación del Instituto Nacional del Emprendedor y la Red de Apoyo al Emprendedor busca garantizar que todas las buenas ideas mexicanas reciban guía y soporte para crear sus propias empresas, lancen un nuevo producto o provean servicios de calidad. Además, estamos facilitando el acceso a financiamiento para jóvenes empresarios menores de 30 años. El Programa de Crédito para Jóvenes les da el soporte para obtener recursos por más de $9,000 dólares para abrir sus propias empresas, o más de $150,000 dólares para consolidar una compañía existente.

En resumen, como actor con responsabilidad global, México apoya el desarrollo sustentable y promueve el crecimiento inclusivo. Felicitamos el liderazgo de Turquía por su agenda innovadora para atender los dinámicos retos de la economía global. Indudablemente, los esfuerzos de coordinación internacional han mejorado el diseño y la implementación de nuestras políticas, abriendo nuevos caminos y oportunidades para futuras cooperaciones con los otros miembros del G20.

Revista Firt
*Traducción No Oficial