La historia de los Juegos Centroamericanos y del Caribe se remonta a 1926. De las tres veces que el certamen se ha realizado en territorio nacional, en dos la delegación nacional ha prevalecido como máximo ganador de medallas, teniendo su mejor cosecha en 1990, año en que la máxima fiesta deportiva regional regresó a la capital del país, para que este se convirtiera en el primer anfitrión que organizaba por tercera ocasión el certamen, luego de albergarlo en 1926 y 1954.

Ahora, en Veracruz 2014, México tiene la posibilidad de buscar liderar el certamen, que por primera ocasión en la historia salen de la capital del país para celebrarse en el puerto.