Por: Enrique Peña Nieto

La comunidad internacional enfrenta un contexto complejo que requiere transformar nuestra manera de gobernar. En este sentido, 2015 marca un hito histórico, ya que los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas adoptarán en conjunto la Agenda 2030. Con la definición de los 17 Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS), fijaremos un amplio programa de acción para lograr un mundo más incluyente en los próximos quince años.

Los ODS serán adoptados justo cuando los nuevos desafíos requieren una mayor colaboración entre los múltiples actores interesados en desarrollar soluciones innovadoras. Por esta razón, las nuevas tecnologías y la gran cantidad de datos disponibles, proporcionan una plataforma eficaz para promover una transformación global y consolidar gobiernos más cercanos, colaborativos y abiertos.

El Objetivo 16 busca promover sociedades justas e incluyentes, al asegurar el acceso a la información pública, fortalecer el Estado de Derecho, así como construir instituciones más fuertes y comprometidas con la rendición de cuentas. Al hacerlo, contribuiremos a alcanzar con éxito el resto de los objetivos de la Agenda 2030.

Durante la 70a Asamblea General de las Naciones Unidas, 11 países del Comité Directivo de la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA), junto con líderes de la sociedad civil, se reunirán para reconocer al Objetivo 16 como una meta común, a través de la Declaración Conjunta: Gobierno Abierto para la Implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Al realizarse este año la Cumbre Global de la Alianza en la Ciudad de México, los días 28 y 29 de octubre, mi gobierno hará un llamado a los 65 miembros para que suscriban esta declaración.

Los ODS sólo podrán ser alcanzados a través de instituciones más confiables, eficaces e incluyentes. Es por ello que México, como presidente en turno de la AGA, se ha comprometido a promover la participación ciudadana, la innovación en las políticas públicas, la transparencia y la rendición de cuentas.

Además, hemos colaborado con una comunidad global de actores clave en la materia, para desarrollar a nivel internacional la Carta de Datos Abiertos (CDA), que establece los principios fundamentales para fomentar una mayor coherencia y aprovechamiento de los datos abiertos a lo largo del mundo.

Buscamos reconocer el valor de contar con información oportuna, completa, accesible y comparable para tener mejores gobiernos y fortalecer la participación ciudadana, así como para promover el desarrollo incluyente y la innovación. Como líderes de esta iniciativa, hacemos un llamado a otros gobiernos para adoptar estos principios, con el objetivo de colaborar y monitorear el diseño y progreso de políticas públicas dirigidas a alcanzar los ODS.

México ha sido pionero en el desarrollo de un marco jurídico integral que incorpora los datos abiertos en nuestro sistema legal y ha apoyado su implementación a través de un decreto presidencial. En este ánimo de apertura, mi país logró una reforma estructural que otorga plena autonomía al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, y sienta las bases para la creación del Sistema Nacional de Transparencia –que incluye a entidades federativas y municipios.

Trabajando juntos, los gobiernos y sus ciudadanos, debemos aprovechar el nuevo paradigma en datos abiertos para alcanzar el desarrollo sostenible. Es nuestra responsabilidad fortalecer el espacio público, impulsar el diálogo y facilitar el acceso a información de calidad, como elementos esenciales para tener sociedades más justas e incluyentes.

Fuente: www.huffingtonpost.com