El Presidente Enrique Peña Nieto, encabezó hoy en la Plaza de la Constitución la ceremonia en memoria de las personas que perdieron la vida durante el sismo del 19 de septiembre de 1985 e izó la Bandera Nacional a media asta en señal de duelo.

Al cumplirse tres décadas de los sismos que causaron destrucción y pérdida de vidas en la Ciudad de México, en punto de las 7:19 horas el Primer Mandatario de la Nación activó el mecanismo para izar el Lábaro Patrio, al tiempo que los coros de una banda de guerra entonaban el Canto a la Bandera.

Enseguida, la banda de guerra interpretó el Toque de Silencio y, al final, se entonó el Himno Nacional.

Terminada la ceremonia, el Primer Mandatario de la Nación recorrió una exhibición de equipamiento de las Fuerzas Armadas, de diversas instituciones del Gobierno Federal y de la sociedad civil, para participar en acciones de rescate y salvamento, así como en operaciones de auxilio a la población civil en casos de desastre, instalada en la Plaza de la Constitución.

En el trayecto de regreso a la Residencia Oficial de Los Pinos, el Presidente Enrique Peña Nieto decidió, fuera de agenda, acudir a las rejas de Chapuletpec sobre Paseo de la Reforma para recorrer la muestra de fotografías evocadoras de los efectos del sismo.