Se inició el proyecto de construcción del Gasoducto Norte-Noroeste en Sinaloa, con el primer arribo de tubería del tramo Topolobampo-El Encino.

Este proyecto tendrá una longitud aproximada de mil 780 kilómetros y proveerá al Sistema Nacional de Gasoductos de una capacidad adicional de transporte máxima de mil 600 millones de pies cúbicos diarios, una vez que entren en operación los diversos tramos que lo componen.

La inversión será de aproximadamente mil millones de dólares por parte de la empresa TransCanada y entre los beneficios asociados a este gasoducto está el abastecimiento de gas a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con lo que se reducirán los costos de la generación a base de combustóleo y diésel, lo que permitirá una generación eléctrica más barata y limpia.

Además, suministrará con gas natural el corredor Sásabe-Mazatlán, para contribuir al desarrollo industrial de Sonora y Sinaloa, lo que fomentará la instalación de más industrias, la creación de empleos y la consecuente derrama económica.

Fuente: SENER