Por Enrique Peña Nieto

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla.
Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez es el más grande novelista de América Latina de todos los tiempos. Si quisiéramos personificar a Latinoamérica con un símbolo de emoción, generosidad y grandeza, "Gabo" sería una figura ideal. Hoy, unidos, Colombia y México, le rendimos un solemne Homenaje en el Palacio de Bellas Artes.

Para orgullo de México, nuestro país fue el segundo hogar de García Márquez. Entre nosotros vivió por 5 décadas y aquí encontró el espacio y la oportunidad para vivir su vocación y consagrarse en la literatura. Para alegría y honra de nosotros los mexicanos, nuestro homenajeado escribió en la Ciudad de México, la obra que le otorgó reconocimiento mundial: “Cien años de soledad”.

Después de ser galardonado con el Nobel, escribió sobre México: “Aquí he escrito mis libros, aquí he criado a mis hijos, aquí he sembrado mis árboles”. Por ello, los mexicanos lo quisimos y lo habremos de querer siempre. Su recuerdo y su obra; su inspiración y ejemplo; estarán siempre con sus amigos y con millones de personas más, alrededor del mundo.

García Márquez vive entre nosotros, en las generaciones de hoy y en las que habrán de sucedernos. Ha partido un hombre verdaderamente grande, pero se queda con nosotros su obra.