El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó la Firma de los Convenios para la Ejecución de Acciones en Materia de Formalización del Empleo, que suscriben los gobiernos estatales, la Secretaría de Trabajo y el IMSS.

A casi tres años de la firma de estos Convenios se diseñaron y se pusieron en acción reformas estructurales y políticas públicas innovadoras, que facilitan el acceso a un trabajo digno y socialmente útil; que también generan los incentivos para un mercado laboral con mayor formalidad.

"Y, de esta manera, el Gobierno de la República, los gobiernos de los estados y el de la Ciudad de México, hemos impulsado la creación de más y mejores empleos, y, es decir, estamos creando empleos formales".

Un ejemplo de los avances es la Estrategia Crezcamos Juntos y el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF). A la fecha, hay más de 4.5 millones de contribuyentes registrados en el RIF, al cual se han integrado poco más de 1.3 millones de nuevos contribuyentes, que no provenían del anterior Régimen de Pequeños Contribuyentes (REPECOS).

Por su parte, a través del Régimen de Incorporación a la Seguridad Social, el SAT, el IMSS y el INFONAVIT han sumado esfuerzos para facilitar el acceso a este derecho.

Un empleo formal genera un impacto positivo en la economía y, al mismo tiempo, brinda importantes beneficios al trabajador y a su familia.Hace un par de semanas, el IMSS dio a conocer que en abril se generaron 82 mil 500 empleos formales, sumando un total de 18.2 millones de trabajadores afiliados.

"Destaco dos aspectos notables de esta cifra. Por un lado, representa el mayor aumento de empleos permanentes para un mes de abril, desde que se tiene registro.

Por el otro, esta cifra se traduce en que, durante los primeros 41 meses de ésta administración, se han generado un millón 940 mil nuevos empleos formales. Éste es el mayor incremento de trabajadores afiliados al IMSS, para un periodo similar de cualquier otra administración".

Reducción en la informalidad de la economía

Según datos del INEGI, en el primer trimestre de este año, la Tasa de Informalidad Laboral, se ubicó en 57.4% de la Población Ocupada. Ésta es la tasa de informalidad más baja en la última década.

A nivel estatal, en estos tres años, la Tasa de Informalidad Laboral se redujo en 22 de las 32 entidades federativas.

Se estima que el 40% de los trabajadores que laboran en el sector formal, generan el 76% del PIB. 

Los trabajadores formales cuentan con acceso a servicios de salud; seguros de vida o por incapacidad; financiamiento para la vivienda y el consumo; uso de guarderías para sus hijos; y seguros de retiro y cesantía en edad avanzada.

Estas prestaciones elevan la remuneración económica del trabajador, llegando a representar hasta el 24% de sus ingresos y, sobre todo, significan una mejora importante en su calidad de vida, especialmente cuando alcanzan la tercera edad.

"Si bien los logros alcanzados son importantes, no podemos bajar la guardia. Vamos a redoblar esfuerzos hacia delante"

En estos esfuerzo destacan cuatro vertientes para lograrlo. Aquí el detalle de las vertientes.

"A partir de un trabajo formal, queremos que más mexicanos gocen plenamente de sus derechos y que estén mejor protegidos ante situaciones que puedan afectar su estabilidad patrimonial.

Así lo estamos haciendo, porque un trabajo formal significa seguridad familiar, mayor calidad de vida y certidumbre en el futuro. Por su esfuerzo compartido muchísimas gracias".