Un aliado por la conservación es una persona que:

  • Se informa sobre cómo funcionan los ecosistemas.
  • Entiende que un ecosistema saludable nos beneficia a todos.
  • Comparte lo que sabe de la naturaleza con quienes le rodean, en especial con los niños.
  • Busca opciones que sean amables con el medio ambiente a sus sistemas actuales de estudio, trabajo o esparcimiento.
  • Colabora con sus vecinos, compañeros de clase o de trabajo en medidas que ayuden a la conservación.
  • Asume su responsabilidad como ser pensante, como la especie que puede reflexionar y cuidar de las demás.

¡Conviértete en un aliado por la conservación!

Fuente: Conanp