La Reforma Energética tiene por propósito el que México pueda detonar la generación de más energía, que sea de mayor calidad; que sea energía limpia, amigable con el medio ambiente y, al final de cuentas, que sea una energía más barata, que impacte positivamente en la economía de las familias mexicanas.

"Es una reforma que está orientada a que nuestro país tenga mayor seguridad energética; tenga la oportunidad de generar energía que alcance a detonar todos los proyectos productivos que el país necesita, y que abran espacios de oportunidad para más mexicanos".

Con la Reforma Energética se han logrado reducir las tarifas eléctricas que pagan los mexicanos. La reducción a lo largo de la administración, en el sector industrial, ha llegado hasta 39.4%; en el comercial, hasta 23.5%; y en el doméstico de alto consumo, a 8.7%.

En marzo de 2016 se cumplieron 15 meses consecutivos de disminución en los precios de las tarifas. 

Energías limpias
  • En tres años la CFE ha reducido en 48% la quema de combustóleo para generar energía eléctrica.
  • Hoy emplea 48% menos de lo que usaba en el 2012 y el objetivo es que para el 2018 se llegue al 90%.
  • Los objetivos son lograr que, en 2024, el 35% de la electricidad que se genere provenga de fuentes limpias; para 2035, 40% y para 2050, 50%.
  • De acuerdo con los últimos datos del CENACE, más del 20% de la electricidad ya es generada por energías renovables.
  • En el caso concreto de la generación de electricidad a partir del viento, en lo que va de la administración, se ha más que duplicado, al pasar de mil 327 MW a 3 mil 46 MW.
  • En los últimos 10 años, se ha pasado de 2 MW a 3 mil 46 MW; es decir, se ha multiplicado por mil 500 veces.
  • La CFE promueve el desarrollo de infraestructura; lo mismo para la generación, que para la transmisión y distribución de energía eléctrica.
  • Actualmente se están impulsando 85 grandes obras de infraestructura en 30 estados de la República, que representan inversiones por hasta 26 mil MDD (62 licitadas y 23 por licitar).