La inauguración de la Autopista Salamanca-León impulsa a la industria automotriz del Bajío, al facilitar la conectividad de sus proveedores y la distribución de su producción hacia los Estados Unidos.

Por su ubicación estratégica y dinamismo, El Bajío se ha convertido en uno de los centros de desarrollo automotriz más importantes. De acuerdo con el INEGI, en 2014 aportó cerca del 29% de la producción nacional de equipo de transporte; y en lo que va de 2015, ha contribuido con más del 30%.

En Guanajuato, están presentes: Volkswagen, Honda, Mazda, General Motors e Hino Motors de Toyota; además, en la región, hay aproximadamente 200 empresas dedicadas a la fabricación de autopartes.

En 2014, México escaló del 8° al 7° lugar, como productor global de vehículos, y se afianzó como el 4° exportador en el mundo.