El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entregó los distribuidores viales Tultepec-Coacalco y Ecatepec-Coacalco, obras de impacto regional que se suman a toda la infraestructura vial y de comunicaciones que esta Administración ha venido desarrollando.

El Primer Mandatario refirió que el Gobierno de la República trabaja en varios proyectos de infraestructura muy ambiciosos, que “van a elevar la calidad de vida de la población. Lo están haciendo ya, están permitiendo que la gente pueda trasladarse, o ir de un lugar a otro de manera más segura, más rápida y en mejores condiciones”.

Indicó que su Gobierno ha emprendido la construcción de más de tres mil kilómetros de nuevas autopistas, de los cuales poco más de 500 kilómetros ya se han puesto en operación. A ellos se suma la ampliación y modernización de otras carreteras federales.

Afirmó que de esta forma “las familias y los pueblos se integran de mejor manera, a través de mejores vías de comunicación y mejores sistemas de transporte masivo”.