El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó la ceremonia del Día Nacional de la Lucha Contra la Homofobia, en la Residencia de Los Pinos. 

"Ratifico el compromiso de mi Gobierno con la no discriminación y por la construcción de un México, como ustedes, Ari también así lo señaló, verdaderamente incluyente, donde todas las personas puedan ejercer sus derechos a plenitud".

El Primer Mandatario escuchó con atención los planteamientos realizados por los oradores.

"He escuchado distintas peticiones, que he tomado nota de todas ellas, como estoy seguro que Alejandra también lo ha hecho, y que varias de ellas tendrán atención".

Giró indicaciones a la Secretaría de Gobernación y al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, para que, en conjunto con las dependencias competentes, analicen cada una de las propuestas y, en su caso, se realicen las acciones necesarias para atenderlas.

Cuatro determinaciones

En el primer paquete de reformas enviadas al Congreso, derivadas de las recomendaciones de los Diálogos por la Justicia Cotidiana, se sugiere identificar y reformar, las normas del orden jurídico mexicano, que incluyan contenidos discriminatorios.

De ellos se derivaron cuatro determinaciones presidenciales:

Primera. En este acto, se firmó una iniciativa de reforma al artículo 4o Constitucional, para incorporar, con claridad, el criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de reconocer como un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio, sin discriminación alguna.

Es decir, que los matrimonios se realicen sin discriminación por motivos de origen étnico o nacional, de discapacidades, de condición social, de condiciones de salud, de religión, de género o preferencias sexuales.  De esta forma, quedaría explícito el matrimonio igualitario, en la Constitución. 

"Lo hago con la convicción, de que el Estado Mexicano debe impedir la discriminación por cualquier motivo y asegurar la igualdad de derechos para todas las personas".

Segunda. Se envió una iniciativa de reforma al Código Civil Federal, para asegurar el matrimonio igualitario. Para que éste se pueda realizar sin discriminación alguna entre personas mayores de 18 años, acorde con lo que ya establece la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes. 

Esta propuesta de reforma moderniza el lenguaje, para evitar las expresiones discriminatorias que aún contiene este Código Federal. También contempla que los cónsules, en su función de jueces del Registro Civil, puedan expedir una nueva acta de nacimiento, para reconocer la identidad de género. 

La Secretaría de Relaciones Exteriores recibió las indicaciones para tomar las medidas necesarias a fin de que, en el proceso de solicitud de pasaportes, se reconozcan y acepten, sin ningún tipo de distinción, las actas de nacimiento que registran un cambio sexogénico.

Tercera. La Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, en conjunto con las instituciones que participaron en los Diálogos por la Justicia Cotidiana, identificarán cualquier otra norma federal, estatal o municipal, que pudiera implicar alguna forma de discriminación, de conformidad con los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Para que este diagnóstico sea democrático e incluyente, se abrirá un micro sitio, en la página de la Presidencia de la República, para recibir propuestas ciudadanas. Éstas serán analizadas por la propia Consejería, el CIDE y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, a efecto de proponer las modificaciones legales necesarias que permitan eliminar la discriminación.

En caso de tratarse de normas locales o municipales, se hará del conocimiento de las autoridades de dichos órdenes de gobierno, para proponerles que inicien un proceso de reforma.

Cuarta. México, como actor con responsabilidad global, formará parte del Grupo Núcleo sobre las Personas Homosexuales, Lesbianas, Bisexuales, Transgénero o Intersexuales de las Naciones Unidas, en el que participan 19 países de distintas regiones, y que promueve sus Derechos Humanos a nivel internacional.

"Hoy estamos aquí atestiguando, teniendo con este encuentro, es un paso muy relevante en la evolución que, como sociedad, estamos teniendo. La que el Gobierno de México en convicción tiene y quiere promover, y quiere, realmente, asegurar que en nuestro país todas y todos los mexicanos, sin importar su condición social, su religión, su preferencia sexual, su condición étnica, no importando cuál sea su condición, tenga la oportunidad de realizarse plenamente, tenga la oportunidad de ser feliz".