La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 13 de octubre como el Día Internacional para la Reducción de los Desastres.

Este día es un medio para promover una cultura mundial de reducción de los desastres naturales, que comprenda prevenirlos, mitigarlos y estar preparados para ellos. El objetivo de la conmemoración es aumentar la concienciación sobre cómo las personas están tomando medidas encaminadas a reducir el riesgo.

Este año, el tema del Día Internacional para la Reducción de Desastres se centra en las personas mayores, incluyendo sus necesidades y su contribución para una mejor planificación y comprensión del riesgo de desastres en sus comunidades.