"Todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos"
Artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, 1948.

El Día Internacional para la Cero Discriminación constituye un llamamiento para promover y celebrar el derecho de cada persona a vivir una vida plena con dignidad, independientemente de su aspecto, su lugar de procedencia y la persona a la que se quiere.

La discriminación provoca prejuicios, limita las oportunidades de millones de personas y puede generar maltrato y violencia. Este año el lema es "Ábrete al mundo, tiende la mano".

Hay muchas maneras en que podemos combatir la discriminación y fomentar la tolerancia y la compasión: hablar cuando vemos algo que está mal; aumentar la sensibilización; apoyar a las personas que han sido objeto de discriminación; y mostrar los
beneficios de la diversidad.