El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó la ceremonia de conmemoración del Día Internacional del Trabajo, en Palacio Nacional. El primero de mayo es una fecha emblemática en todo el mundo. Este día se recuerda la valentía de los trabajadores en su empeño por conquistar mejores condiciones laborales y de vida.

"Expreso desde aquí, mi mayor reconocimiento y gratitud a todos los trabajadores del país, a sus organizaciones sindicales y a sus dirigentes, con quienes el Gobierno de la República mantiene una relación franca, abierta, constructiva".

México es una democracia, en dónde el diálogo y los acuerdos son parte fundamental de la evolución institucional. El tripartismo ha sido valioso y ha permitido alcanzar resultados. Trabajadores, empleadores y autoridades, suman esfuerzos para impulsar el desarrollo nacional.

Los resultados son buenos y alentadores:

  • Del primero de diciembre de 2012 al 31 marzo de 2016, el número de trabajadores afiliados al IMSS creció en 1 millón 859 mil 970 empleos. Hoy, por primera vez, hay más de 18 millones de trabajadores formales.
  • El INEGI informó que en marzo, la Tasa de Desocupación a nivel nacional se ubicó en 3.7% de la Población Económicamente Activa. Esta Tasa de Desempleo no sólo es inferior a la del mes anterior, sino que es la más baja para un marzo, en los últimos 8 años.
  • De noviembre de 2012 a marzo de 2016, la Tasa de Informalidad Laboral se ha reducido en 3.2 puntos porcentuales, alcanzando su nivel más bajo en la última década. Hoy hay más trabajadores en la formalidad con los derechos al acceso de seguridad social
  • De diciembre de 2012 a diciembre de 2015, el Índice Global de Productividad Laboral de la Economía, que elabora el INEGI con base en horas trabajadas, ha tenido un crecimiento del 1.4%. Es un crecimiento que revierte una tendencia decreciente de años y décadas pasadas.
  • En cuanto a las remuneraciones, también hay cifras que indican mejoría. Por ejemplo, de diciembre de 2012 a diciembre de 2015, el Salario Mínimo General Promedio acumuló una recuperación en su poder adquisitivo de 5%, y al finalizar este año, el salario mínimo tendrá una recuperación acumulada prevista y proyectada, de al menos 6%. Es la mayor recuperación, para un periodo igual en los últimos 36 años.
"Sin duda, todos estos indicadores de mayor empleo, de mayor formalidad, de mayor productividad, de mejores salarios y menos desempleo, reflejan una evolución positiva de nuestra economía.
Reflejan una economía estable y sólida; una economía que está creciendo y que lo está haciendo, a partir de la fortaleza de su mercado interno".