Por Enrique Peña Nieto

Ha sido un honor recibir en Palacio Nacional a quienes con generosidad y cariño son voz e imagen de México en el mundo. Nuestros Cónsules Honorarios son mujeres y hombres de prestigio, que con su diaria actividad le dan también prestigio a México.

Como Presidente de la República, siempre será un gusto convivir con personas que aman a este país; que conocen y aprecian su historia, su cultura y su gente.

Sobre todo hoy que podemos afirmar con convicción que México es un país en transformación; es una Nación que está cambiando, para iniciar una nueva etapa de desarrollo.

A nuestros Cónsules les pedí que compartan con el mundo que México es un país que hace frente a sus retos con determinación; que se está atreviendo a cambiar; y que en esos cambios, hay grandes oportunidades para crecer juntos.

Nuevamente les agradezco las acciones que realizan en favor de este país, que también es suyo y que siempre los recibirá con los brazos abiertos.