Fuente: SHCP

La Reforma Financiera incluye la modificación de 34 ordenamientos, a través de 13 decretos para que el sector financiero sea una palanca de desarrollo en nuestro país.

El sector financiero enfrenta un proceso de transformación con el fin de fortalecerlo y mejorar las reglas de la intermediación financiera en México.

La Reforma Financiera se basa en cuatro ejes:

  • Fortalecer el Estado de Derecho
    La Reforma genera un entorno jurídico que permite a la banca cumplir con su función social: otorgar más créditos en mejores condiciones en beneficio de las empresas y familias mexicanas.
  • Fomentar una mayor competencia
    Se propicia la expansión de la oferta del crédito y se inhiben las prácticas anticompetitivas para beneficiar a los usuarios con menores tasas de interés.
  • Impulsar y fortalecer la Banca de Desarrollo
    Se redefine el mandato de la Banca de Desarrollo, para que, en un esfuerzo conjunto con la banca comercial y con el resto del sistema financiero, contribuya al desarrollo de mercados y de la economía.
  • Asegurar la solidez y prudencia del sector financiero
    Se establecen medidas para fortalecer el marco prudencial y dotar a las autoridades de herramientas de regulación y control del sistema financiero para que éste siga siendo un factor de estabilidad.