El crédito te puede ayudar a hacer crecer tu patrimonio, pero recuerda que el crédito no es dinero extra, sino lo usas bien también puede endeudarte.

Con un crédito recibes una cantidad de dinero y a cambio te comprometes a pagar esa cantidad más los intereses en un determinado tiempo.

Es importante que antes de contratar un crédito pienses en los siguientes puntos:

1. Sin importar que vayas a comprar es importante que sepas si lo vas a poder pagar o no. En una hoja escribe cuanto ganas, réstale cuanto ahorras y cuanto gastas, y lo que sobre es la cantidad que podrías destinar para pagar un crédito.

2. ¿Para qué vas a usar el crédito? Usa el crédito para crecer, para remodelar tu casa, para mejorar tu negocio o para comprar algo que te vaya a durar mucho tiempo.

3. Compara opciones y busca la más barata. No sólo consideres la tasa de interés, los créditos también te pueden cobrar seguros y comisiones; pregunta cuál va a ser tu pago total, es decir cuanto pagaras al final contando los pagos, intereses y comisiones y compara el costo anual total.

4. Ten cuidado con los meses sin intereses, no compres algo que vayas a seguir pagando después de que lo hayas consumido.

5. Procura siempre pagar a tiempo, si lo haces no crecerá tu deuda, tendrás control sobre tu presupuesto y un buen historial crediticio.

Fuente: CONDUSEF