Las contrataciones públicas constituyen una actividad que, por sus dimensiones, tiene efectos e impactos muy relevantes para el desarrollo de la economía.

En México, las contrataciones públicas representan entre el 7 y 8% del PIB; tan sólo en adquisiciones, arrendamientos y servicios, este año el Gobierno de la República gastará más de 365 mil millones de pesos.

Las compras gubernamentales son detonantes de actividades relevantes y soporte de diversas industrias.

El Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto está decidido a incrementar el impacto positivo de las compras gubernamentales en la economía, como medio para lograr un crecimiento sostenido y generar empleos de calidad para los mexicanos.