De acuerdo al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) cerca de dos mil técnicos, personal oficial y terceros autorizados trabajan diariamente en todo el país para garantizar la producción de alimentos sanos en México.

En 2013 los recursos que se destinan a fortalecer la inocuidad alimentaria, en concurrencia con las entidades federativas, alcanzó los 120 millones de pesos.

Cabe destacar que la sanidad refiere a las plagas y enfermedades que pudieran afectar a la producción de alimentos; en cambio, la inocuidad implica a los agentes físicos, químicos o microbiológicos que pudieran contaminar los productos agroalimentarios, es decir, esos microorganismos que no se ven pero hacen daño.

La inocuidad es un tema que implica a toda la sociedad; a los productores e industriales compete producir alimentos inocuos, en tanto que la sociedad debe manejar de manera adecuada los alimentos.

Hoy la mayoría de los exportadores de productos frescos y cárnicos a los Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia cumplen con altos estándares internacionales de calidad e inocuidad certificados por el Gobierno de la República y organizaciones reconocidas.

Fuente: SAGARPA