Para que tengas mayor control de las compras o consumos que realizas con tu tarjeta de crédito, es aconsejable que tomes en cuenta lo siguiente:

  • Dependiendo de las fechas de corte de cada tarjeta, conserva los vouchers de las compras o transacciones que realices, para que te sirvan de referencia cuando recibas tu estado de cuenta de ese mes.
  • Una vez que verifiques los datos correctos, podrás desechar (de preferencia destruir) tus vouchers. Esta práctica llevada a cabo mes a mes, te ayudará para un mejor seguimiento de tus consumos o transacciones, asimismo para solicitar alguna aclaración a tu banco.
  • El recurrir al pago mínimo debe considerarse como una práctica excepcional o para casos de emergencia. Pagar el mínimo sólo hará que tardes más tiempo en liquidar tu deuda, y que pagues más intereses. Como el pago es pequeño, la mayor parte se va a cubrir los intereses y no la deuda.
  • En caso de que observes alguna denominación o cargo que aparentemente no reconozcas en tu estado de cuenta, verifica la razón social que aparece registrada en el voucher en comparación con el nombre comercial de algunos establecimientos.

Fuente: CONDUSEF