Por Enrique Peña Nieto

Para México, para América Latina y el Caribe, la cuestión indígena está en las raíces de nuestras identidades y nuestras circunstancias históricas, sociales y políticas.

Por ello, como Presidente de México, como representante de una nación pluricultural, sustentada originalmente en sus pueblos indígenas, ha sido un alto honor participar en la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas.

Asistí a esta Sesión Plenaria para refrendar el compromiso permanente de México, con la protección y reconocimiento de los derechos y libertades de los pueblos originarios, de todas las regiones y países del mundo.

En México, estamos decididos a construir una verdadera Sociedad de Derechos, en la que todas las personas, independientemente de su origen étnico, puedan ejercer en su vida diaria, los derechos y libertades que reconoce nuestra Constitución y los tratados internacionales.