Por Enrique Peña Nieto 

Gracias al Pacto por México, nuestro país demuestra que sí es capaz de transformarse en democracia; que la pluralidad no es obstáculo para construir acuerdos de fondo. Hoy, la Reforma Constitucional en Materia de Telecomunicaciones, Radiodifusión y Competencia Económica, es una realidad.

Con esta Reforma todos los mexicanos ganan. Gana la población, porque además de disfrutar de los beneficios de la era digital, tendrá acceso a productos y servicios de mayor calidad, y a mejores precios.

Ganan las empresas, porque podrán ser más eficientes, al contar con mejores insumos y a menores costos. Gana México, porque con un sector de telecomunicaciones moderno y mayor competencia económica en general, toda la economía será más productiva y más competitiva internacionalmente.

El esfuerzo no concluye aquí. Los alcances de la reforma constitucional deben reflejarse en las leyes reglamentarias. El paso audaz que se ha dado, debe consolidarse con la legislación secundaria.

Trabajaremos para que las leyes subsecuentes cumplan con el espíritu del Constituyente Permanente. Continuaremos los esfuerzos para democratizar la productividad y, con ello, elevar la calidad de vida de los mexicanos.