Por Enrique Peña Nieto 

El Gobierno de la República tiene un compromiso indeclinable con las víctimas del delito y con quienes han padecido violaciones a sus Derechos Humanos. Congruente con ello, una de las primeras decisiones que tomé como Presidente, fue la publicación de la Ley General de Víctimas.

Hoy, en la Residencia Oficial de Los Pinos, presidí la instalación del Sistema Nacional de Atención a Víctimas, cuyo elemento central es la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, órgano encargado de brindar asistencia, protección y apoyo a las víctimas de la violencia.

Asimismo, hice un respetuoso exhorto para que se realice una amplia consulta ciudadana, para elaborar el Programa Integral de Atención a Víctimas, retomando las mejores propuestas e ideas de especialistas y actores de la sociedad civil.

De esa manera, refrendo mi compromiso de ejercer un gobierno abierto, sensible y cercano a las víctimas; que escuche y atienda sus demandas. En esta misión colectiva, los Poderes Públicos, los tres órdenes de gobierno y la ciudadanía en general, debemos seguir trabajando juntos.

Con el Sistema Nacional, la Comisión Ejecutiva y el Programa Integral, atenderemos las demandas de las personas en situación de víctima.

— Enrique Peña Nieto (@EPN) enero 15, 2014