Fuente: SALUD

Para protegerte y proteger a tu familia de la Influenza es necesario realizar medidas básicas de protección como:

  • Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón o utiliza gel con base de alcohol
  • Al toser o estornudar, cúbrete la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo
  • No escupas. Si es necesario hacerlo, utiliza un pañuelo desechable, ponlo en una bolsa de plástico, ciérrala y  tírala  a la basura; después lávate las manos
  • No te toques la cara con las manos sucias, sobre todo la nariz, la boca y los ojos
  • Limpia y desinfecta lugares, superficies y objetos de uso común: casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, etc., ventila y permite la entrada de luz solar
  • Quédate en casa cuando tengas síntomas respiratorios y acude al médico si tienes fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta o escurrimiento nasal

Además la Secretaría de Salud te recomienda:

  • No automedicarte
  • Evitar cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire
  • Abrigarte bien, utilizar gorro, guantes, bufanda (cubre nariz y boca) y calcetines gruesos
  • Extremar precauciones si vas a utilizar leña o petróleo en chimeneas, estufas o calentadores dentro de tu hogar, si lo haces asegúrate de contar con una buena ventilación
  • Consumir muchas frutas y verduras, sobretodo amarillas y verdes, para sentirte mejor y mejorar las defensas de tu cuerpo.
  • Si puedes, evita tener contacto con personas que tengan enfermedades respiratorias

Si tienes dudas sobre esta enfermedad respiratoria te invitamos a visitar el portal de Internet de la Secretaría de Salud dedicado a resolver tus dudas y preguntas sobre este padecimiento.