Canadá, los Estados Unidos y México trabajarán conjuntamente para implementar el histórico Acuerdo de París, en apoyo al objetivo de mantener el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2ºC en este siglo y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento a 1,5 ºC. 

Los tres gobiernos se comprometieron para trabajar con socios internacionales y apoyar a los socios de los países en desarrollo en sus esfuerzos de mitigación y adaptación.

Afirmaron su compromiso de adoptar una enmienda ambiciosa y completa del Protocolo de Montreal sobre la disminución gradual de hidrofluorocarbonos (HFC) en 2016, y para reducir el uso de los HFC, incluso mediante medidas internas. 

Uno de los objetivos es eliminar en 2025 los subsidios ineficientes a los combustibles fósiles, así cómo promover el acceso universal a la energía y trabajarán juntos para hacer frente a los retos de la seguridad y la integración energética, la inversión en energía limpia, y la cooperación energética regional en América Central y el Caribe.

"Reafirmamos nuestro compromiso de adhesión al Acuerdo este año, y hacemos un llamado a todas las naciones para apoyar su entrada en vigor en 2016. A medida que implementamos nuestras respectivas contribuciones determinadas a nivel nacional, vamos a cooperar en la mitigación y la adaptación al cambio climático, centrándonos particularmente en los sectores altamente integrados, los ecosistemas compartidos, la salud humana y los esfuerzos para la reducción del riesgo de desastres": CLAN 2016

El Plan de Acción que apoya la presente Declaración Conjunta, aborda detalladamente las diversas actividades que los tres países se encuentran llevando a cabo para cumplir con sus compromisos.