Por Enrique Peña Nieto

Para detonar la productividad del campo y elevar la calidad de vida de quienes habitan en él, lo primero, es brindarle a cada mujer y hombre del campo, certeza jurídica sobre su patrimonio.

Por esta razón, hoy recibí en la Residencia Oficial de Los Pinos a líderes e integrantes de diversas organizaciones campesinas del país. Todos queremos que México siga creciendo, pero que lo haga con orden, con visión, con respeto a la naturaleza y a la propiedad social.

Precisamente, en favor de la propiedad social, la SEDATU será responsable de atender rezagos en la certificación de tierras y resolver conflictos agrarios.

Este día, se ha hecho entrega simbólica de Escrituras Públicas que regularizan mil 389 hectáreas en los estados de Tabasco, Veracruz y Zacatecas. Se entregaron también 9 Carpetas Básicas Agrarias, que regularizan un total de 4 mil 486 hectáreas en los estados de Chihuahua, Guanajuato, Hidalgo, Puebla y Tamaulipas, en beneficio de seis Núcleos Agrarios (Ejidos o Comunidades).

Con certeza legal y paz social, habrá un campo mexicano más justo, productivo, rentable y sustentable.