Por Enrique Peña Nieto

Para que México crezca a su verdadero potencial, de manera acelerada y sostenida, es necesario atraer inversiones nacionales y extranjeras.

Como parte de este esfuerzo, el pasado 24 de enero tuve el gusto de reunirme en Davos, Suiza, con la Presidenta Global y Directora del Consejo de Administración de PepsiCo, Indra Nooyi.

Tras una productiva reunión de trabajo, conseguimos que PepsiCo refrendara su confianza en México y decidiera ampliar sus operaciones en el país, con un importante Plan de Inversión por 5 mil MDD.

De este modo, este día inauguramos a distancia el Centro Global de Innovación para la Categoría de Productos Horneados, ubicado en Apodaca, Nuevo León; el cual ya ha generado 100 puestos de trabajo especializados, para investigadores, ingenieros y técnicos mexicanos.

Con este Centro, el país desarrollará procesos de tecnología e innovación, que serán exportados a los más de 200 países y territorios donde PepsiCo opera. Literalmente, se llevará lo mejor del talento de México al mundo.

No tengo ninguna duda: México hoy es un gran destino para las inversiones productivas. Los empresarios de México y el mundo pueden con el respaldo del Gobierno de la República, para que sus proyectos crezcan, prosperen y contribuyan al desarrollo de nuestro país.