Desde hace 100 años, la Fuerza Aérea Mexicana ha sido pilar de la defensa de nuestra independencia y soberanía nacional. A lo largo de un siglo, los soldados del aire han servido a la Patria, vigilando y protegiendo nuestro espacio aéreo.

Nuestras Fuerzas Armadas cumplen con honor y lealtad, las misiones que la Patria les ha encomendado. Con valor y determinación, han estado al lado de los mexicanos para mantener el orden y la seguridad interior; para dar tranquilidad a las familias amenazadas por el crimen organizado.

Como Presidente de la República, reitero mi mayor reconocimiento a nuestras Fuerzas Armadas. Sus integrantes, son mujeres y hombres que merecen todo el respeto, la admiración y el afecto de los mexicanos.

Los mexicanos seguiremos viendo, en el aire y en la tierra, en todo momento y con gran orgullo, el honor, la lealtad y el patriotismo de nuestras Fuerzas Armadas. ¡Felicidades a la Fuerza Aérea Mexicana!