Por Enrique Peña Nieto 

Hoy tuve la oportunidad de visitar Veracruz, una ciudad cuatro veces heroica, desde la cual se ha defendido con valentía y sin temor la soberanía nacional. Acompañé a quienes este viernes comienzan una etapa fundamental de su instrucción a bordo del Buque “Cuauhtémoc”.

Este navío es el más emblemático de la Marina Armada, que ha surcado los mares por más de tres décadas promoviendo la paz y unión entre las naciones. En su interior, se han formado numerosas generaciones de marinos en las artes náuticas, con los conocimientos necesarios para servir a México.

En cada uno de los catorce países que visitará, la tripulación del Buque Cuauhtémoc lleva consigo la bandera nacional, símbolo de unidad, identidad y de un país que esta en movimiento.

Despedí a estos jóvenes, hombres y mujeres, que a su regreso estarán listos para prestar sus servicios a la patria, convencido de que seguirán abrazando los ideales que su formación de marinos les impone. Enhorabuena.