A finales de 1834 el gobierno envió a las Cámaras un proyecto de ley para reducir los efectivos de la Milicia Nacional, este proyecto no fue bien recibido por diversos estados, en particular el de Zacatecas.

El gobierno central consideró a Zacatecas en rebeldía,  por lo que el Presidente Interino, General Miguel Barragán, dispuso que se organizara un ejército al mando del General Antonio López de Santa Anna, el cual debería someter al Estado de Zacatecas.

Al amanecer del 11 de mayo de 1835, se inicio el movimiento del ejército santanista para ocupar las posiciones que se les habían indicado. El ejército de Zacatecas al verse sorprendido comenzó a rendirse.

La victoria se consumó después de 2 horas de reñido combate y como resultado, no sólo se ocupó Zacatecas, sino que se hicieron más de 2 mil 400 prisioneros.

Fuente: SEDENA