El 14 de septiembre de 2014, el huracán Odile golpeó Baja California Sur causando graves daños y miles de afectados.

Desde el primer momento, el Gobierno de la República sumó esfuerzos y emprendió acciones para proteger a la población y recuperar la normalidad en cuatro frentes:

  • Establecimiento del orden y la seguridad
  • Respaldo a la población y apoyo a turistas
  • Restablecimiento de servicios públicos
  • Reactivación Económica
En estos cuatro frentes, se desplegó la fuerza de constructiva de los mexicanos en apoyo de los sudcalifornianos.

Baja California Sur se recupera con rapidez gracias al trabajo conjunto.

Como ejemplo, de enero a septiembre arribaron más de 750 mil turistas que ocuparon el 65% del total de las habitaciones.

Baja California Sur sale adelante y hoy ya es más fuerte.