Alfonso Reyes Ochoa nació en Monterrey, Nuevo León, el 17 de mayo de 1889, y murió un día como hoy pero de 1959, en el Distrito Federal.

Es el pensador e intelectual, filósofo, poeta, ensayista, narrador, diplomático que mejor comprendió en su momento la trascendencia de difundir el conocimiento universal en México y América Latina y de vincular a México con el mundo.

Después de realizar los primeros estudios en su ciudad natal se trasladó a la ciudad de México, donde cursó la Escuela Nacional Preparatoria y la Escuela Nacional de Jurisprudencia, que luego se convertiría en la Facultad de Derecho, de la que se graduó en 1913.

Cuando tenía 20 años, Alfonso Reyes participó al lado de Antonio Caso, José Vasconcelos e Isidro Fabela, entre otros, en la fundación del Ateneo de la Juventud, con el fin de leer y discutir a los clásicos griegos, pero donde derivarían reflexiones que cuestionaron el orden de cosas existentes, con críticas al positivismo que era la ideología de la clase gobernante, y produjeron cambios importantes en el país.

En 1910, a los 21 años de edad, Alfonso Reyes publicó su primer libro Cuestiones estéticas. El escritor se exilió en España de 1914 hasta 1924. En ese periodo desarrolló su gusto por la literatura, la investigación, la filosofía, fueron los años en que se formó el gran pensador, literato, creador.

Fuente: CONACULTA