Los manatíes en México se protegieron legalmente por primera vez desde el 25 de noviembre de 1921, fecha en que apareció publicada en el Diario Oficial de la Federación la veda permanente del manatí en el territorio nacional.

La medida que fue corroborada en 1925, cuando se promulgó el decreto que establece "veda absoluta para la pesca de manatí en las aguas del Golfo de México, Mar de las Antillas y en todas las aguas interiores de los Estados del Golfo y del territorio de Quintana Roo”, con sanciones y multas monetarias a los que llevaran a cabo actividades de caza y/o tráfico de productos, reiterando esta medida en 1934, 1945, 1981, 1987, 1992, continuando vigente hasta la fecha.

Adicionalmente la especie, a nivel nacional, se encuentra protegida por la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

A nivel internacional CITES la considera como especie en peligro de extinción, dentro del Apéndice l; y está considerada como vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Fuente: SEMARNAT