Carlos Rovirosa Pérez nació en Villahermosa Tabasco en  1904.  Estudió en la Escuela de Administración del H. Colegio Militar, obteniendo el grado de teniente de Infantería. En 1925 ingresó a la Escuela Militar de Aviación y dos años más tarde se graduó como teniente piloto aviador.

En 1930 Pablo L. Sidar, teniente piloto aviador, planeó un viaje sin escalas que partiría de México con destino a Buenos Aires, Argentina; y Carlos Rovirosa fue seleccionado como copiloto de ese vuelo.

El 11 de mayo de 1930, los dos hombres a bordo de la aeronave despegaron de Cerro Loco, Oaxaca, estrellando su avión en playa Cieneguita, Costa Rica.

Las cenizas de Sidar y Rovirosa fueron recibidas once días después por sus compañeros de armas de Balbuena, para ser trasladados a Palacio Nacional y darles el último adiós. Sus restos fueron inhumados el 24 de mayo de 1930, en la hoy Rotonda de las Personas Ilustres.

Fuente: SEGOB